Bienvenidos al blog oficial de Miguel Beltrán "Barry". Aquí podrás encontrar todo lo relacionado con la actividad musical de este músico de la Sierra de Cádiz.

Biografía

Miguel Ángel Beltrán Barrero (Barry) nace un 14 de junio de 1978 en Cádiz, Miguel y María son sus padres. Tiene su infancia en Prado del Rey, en una familia humilde, pero que le sobra cariño para él y sus 3 hermanos. A los pocos años su tío Pepe, miembro de una orquesta llamada Pradens, ve que el pequeño Miguelito muestra un interés muy especial por la música, ya que sus juegos y su entretenimiento siempre rueda en torno a la música (se hace una batería con latas de pegamento y de gasolina, se hace trompetas con una goma y un embudo) y esa era su gran pasión. Así que su tío decide que hay que intentar aprovechar ese interés y le compran en reyes su primer teclado el conocidísimo Casio pt 10. Con él empieza a desarrollar su destreza y con 5 añillos ya tocaba los “12 cascabeles” y alguna que otra canción.


Al ver su familia que ese interés por la música iba in crescendo y cada vez dedicaba más tiempo al teclado, le fueron comprando aparatos cada vez mas sofisticados. Ya vinieron los Casio pt 82, y otros teclados que en esa época era casi un privilegio tenerlos y que su familia, prácticamente se privó de muchas cosas por darle a Miguelito la oportunidad de desarrollarse como músico.


Y siguió con su historia hasta que hizo su primera comunión y como no podía ser de otra forma, toda su familia hizo un gran sacrificio para comprarle su primer piano en condiciones,un Casio ctk 380 que costó 30.000 pesetas, que era un dinerito.


Y ahí ya fue donde se le despertó esa pasión totalmente, se hizo de un circulo de amigos que compartían su misma afición, Juan Pino, Miguel Ángel Rincón, etc.
Con estos amigos concretamente formaron varios proyectos entre ellos el grupo musical Sur, era para verlos, 3 niños de 10 añillos tocando sus canciones cara al publico, “pa comérselos“.


Y de ahí ya Miguelito es “ bautizado” artísticamente por un gran amigo ya por desgracia desaparecido, Nicolás Oñate como BARRY junior, ya que los honores de ser BARRY aun pertenecían a su tío Pepe.

Luego vienen muchos grupos y muchos proyectos musicales, al grupo Azahar, la orquesta Star , el grupo Tabú, con en este último graba un disco.

A los 18 años es llamado por el señor “don Juan Carlos” y se tiene que ir a Constantina a “servir a la Patria”, y allí tampoco desaprovecha la oportunidad y monta una “academia de sintetizador” donde da clases a soldados y mandos, todo valía por ganarse unos diíllas de permiso.

Cuando vuelve de la mili, monta su propio proyecto y empieza en solitario, donde ya no sólo es músico si no que va cada vez a más y monta su estudio de grabación, y cada vez va ganando más seguidores.

Vuelve al grupo Azahar de El Bosque, un pueblo a 6 kms del suyo y allí hace su 2ª vida, sigue con el grupo, y por último decide plantearse la música como una profesión, de modo que se monta una empresa totalmente legal en la que se abarca todo lo que compete al medio audio visual además de la animación y música en directo.


Actualmente BARRY (que ya ha heredado de su tío ese grandísimo honor de llamarse así) está casado en El Bosque, se dedica totalmente a la música, ha tenido el gran honor de acompañar al piano a grandes artistas de renombre, es multi-instrumentista, domina la guitarra, la batería, percusiones y varios instrumentos de viento. Por lo que se ve, nuestro amigo Barry no piensa retirarse de este mundo en mucho tiempo, de hecho ha estado malito y según él, su mejor terapia ha sido la música y el público.


Y por último, Barry no quiere que se nos olvide que él no sería nada si no fuese por el apoyo total e incondicional de toda su familia, su madre María, su padre Miguel, sus abuelos Ana y Curro, (que anda que no le ha dado tardes de siesta con sus latas y sus artilugios), su tío Pepe (el BARRY original) que ha sido el impulsor de todo esto, a sus amigos, a su gente mayor de Ubrique, de El Bosque y de Prado del Rey.
Y a su pueblo actual que lo quiere, como él dice, se siente bosqueño ya que lo han acogido con mucho cariño, y él esta muy agradecido, así mismo tiene sólo palabras de agradecimiento para su alcalde, Antonio Ramírez, que como Barry dice, es su alcalde y su amigo y eso no es muy frecuente de oír, por desgracia.
Y poco más hay que contar de Barry. Que es un luchador, un soñador, y que si alguna vez le faltara la música, seguramente nuestro Barry, como conocemos y queremos, dejaría de existir.

Por todo ello BARRY: sigue así.